martes, 31 de enero de 2017

#13 Guerreros de terracota


Un soldado y su caballo (2014)
[Dominio público]  vía Wikimedia Commons



Ubicación: Mausoleo de Qin Shi Huang,
Provincia de Shaanxi, China
Fecha: 210-209 a. C.
Época: Antigüedad




Hoy volvemos a China, a ver estos fabulosos guerreros de terracota que se encuentran en el Mausoleo del Primer Emperador Qin. La Unesco declaró al Mausoleo Patrimonio de la Humanidad en 1987, y en su página web lo describe así:


En este sitio arqueológico, descubierto solamente en 1974, quedan sin duda miles de estatuas por desenterrar. Aquí­ yacen los despojos mortales de Qin –primer unificador de China, muerto el año 210 a.C.– en el centro de un conjunto monumental que reproduce el trazado urbanístico de su capital, Xianyan. El emperador está¡ rodeado por un ejército de guerreros de terracota que se han hecho célebres en mundo entero. Estos personajes, todos ellos diferentes, y sus caballos, carros de combate y armas, son obras maestras del realismo y constituyen un testimonio histórico de valor incalculable.


Son más de siete mil figuras de guerreros y caballos a tamaño real. Muchas llevan armas reales y otros accesorios. Están realizados en terracota.

Lo sorprendente es, en primer lugar, su cantidad impresionante, más de siete mil figuras. Pero es que, además, cada una de las figuras es diferente. Varía su altura, su uniforme, el estilo de pelo. Los estudiosos han identificado diez formas faciales básicas, aunque luego los rasgos de la cara son diferentes.

En origen estaban pintadas de colores vivos: rosa, rojo, verde, azul, etc. El problema es que en cuanto se les desentierra, se descompone rápidamente y esas pinturas que llevaban más de dos mil años enterradas pierden el color.

Y, ¿cuál era la finalidad de este arte funerario, realizado expresamente para ser enterrado con el emperador? Se supone que su propósito era proteger al monarca en el más allá. Puede que sea una evolución de rituales antiguos en los que de verdad se enterraba junto al jefe, personas sacrificadas. Los sacrificios humanos eran relativamente frecuentes en la Antigüedad (tanto en Grecia como en Roma quedan rastros de ello, creo que también en Cartago y no nos olvidemos de los druidas o los aztecas, a ver, era normal dentro de esas culturas).

Parece una evolución lógica que ese sacrificio se estilizara y en lugar de cargarte a medio ejército para enterrarlo con el emperador, pusieras solo los simulacros de las figuras. En Ancient Origins en español hablan, por ejemplo, de sacrificios humanos de hace cuatro mil años, propios de la cultura Qija en el noroeste de China. Y en la tumba Yanglin (que es un poco posterior a esta) alrededor de la tumba imperial se encontraron un cementerio de criminales y otro de sacrificios humanos. 

No obstante, no soy experta en el tema y esa es sólo una hipótesis.

Para saber más, tenemos el artículo de la wikipedia dedicado específicamente a los Guerreros de terracota. “El monumental mausoleo de los guerreros de Xian” es uno de los “grandes reportajes” que ha publicado National Geographic en español.

Oiga, y hasta el 19 de febrero de 2017 hay una exposición en Vigo con réplicas homologadas que merece la pena ver. Aquí, enlace a la página del Faro de Vigo sobre la exposición. Así que si anda por Galicia o se le ocurre una escapadita de finde, váyase para Vigo y disfrute de la exposición. Y de los demás atractivos de la zona, gastronómicos, vitivinícolas, las Cíes, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario