domingo, 16 de abril de 2017

#91 La vida de Brian


FilmAffinity


Monty Python's Life of Brian

Año: 1979
País: Reino Unido
Director: Terry Jones
Música: Geoffrey Burgon

Una sátira descacharrante, muchos de cuyos golpes se han hecho legendarios.

         Los cinéfilos nos dividimos en dos clases: los que nos reímos con esta película y los que no la pillan y hasta se enfadan con ella, ofendidos.

Ellos se lo pierden.

La vida de Brian es una de esas películas que vi en mi juventud y luego la he vuelto a ella varias veces a lo largo de los años, y no pierde nada de su humor. Es que los chistes siguen haciendo gracia…

Te cuenta la vida de Brian, un chaval nacido en Galilea en la Navidad del año 1 de nuestra era, un tipo de lo más normal, que se encuentra convertido en mesías sin querer. De repente la gente le sigue, se pelea por su sandalia, y le agobia un montón. Se mete en un grupo de luchadores contra la ocupación romana (el Frente Popular de Judea,… o quizá no), pero sin demasiado éxito, salvo que al menos tiene novia.

Al final acaba de mala manera, crucificado, pero mientras Eric Idle canta una de mis canciones favoritas de todos los tiempos, junto con los demás ejecutados.

Es un humor que se pilla mejor si la ves en original. Tiene golpes legendarios como el Pilatos gangoso de Michael Palin (¡adoro a este hombre!) y su Biggus Dickuss, o esos rebeldes palestinos que son cuatro gatos y todos peleados (¡ay, qué perfecto retrato de la izquierda en todo tiempo y lugar), o la lapidación a la que no pueden asistir mujeres pero resulta que todos los lapidadores son mujeres disfrazadas, o el romano que se empeña en que el rebelde que hace una pintada la escriba en correcto latín,… Un gag tras otro se te queda en la retina y lo sigues repitiendo a lo largo de los años.

De verdad, es escena tras escena divertida, muchas veces absurda, como la vida misma. Es una ironía, una parodia, irreverente, humorística, pero mucho más profunda que una mera colección de chistes. El mensaje de Brian sigue (para mí) hoy tan vigente como en 1979: alejaos de todo mesianismo, de salvapatrias, de “personas imprescindibles” que tienen todas las respuestas a tus inquietudes. El fanatismo es un camino fácil, pero no el verdadero. Los problemas complejos rara vez tienen soluciones sencillas. Tienes que buscar las respuestas por ti mismo.


Look, you've got it all wrong! You don't NEED to follow ME, You don't NEED to follow ANYBODY! You've got to think for your selves! You're ALL individuals!


Gracias, George Harrison, porque te apeteció ver una película así y pusiste el dinero para que se hiciera.

Para saber más: consúltese la Wikipedia, Film Affinity o la Internet Movie Data Base.

No hay comentarios:

Publicar un comentario